Discernimiento vocacional

 

DISCERNIMIENTO VOCACIONAL EUDISTA

“Toda vocación cristiana viene Dios, es don de Dios y por eso la vocación sacerdotal es un don de Dios.”

Juan Eudes y, con Él, toda la congregación, fue un admirable acompañante espiritual y sus escritos son testimonio de su experiencia y de su sabiduría. El discernimiento es tema propio de nuestra  espiritualidad que lleva al cumplimiento de la voluntad de Dios, fundamento de la Congregación, junto con la gracia divina, la cruz y el amor ardiente a Jesús y María. Todo esto nos impulsa a mostrar desde el inicio a los jóvenes aspirantes nuestra riqueza y enseñarles desde esta PV nuestro estilo y aporte a sus vidas.

Toda vocación presbiteral se ha de desenvolver, pues, entre un diálogo inefable entre Dios y el Hombre, entre el amor de Dios que llama y la libertad del hombre que responde a Dios en el amor.

Ser eudista es entrar en el ámbito de una vocación muy especializada en la Iglesia y que es la más delicada en el ad intra, que por tanto, supone hombres llamados a entrar a ella, llamados y cualificados por Dios.

Revisa el Directorio de Pastoral Vocacional en este link: