VISITA DEL SUPERIOR GENERAL A MÉXICO

VISITA DEL  SUPERIOR GENERAL  A MÉXICO

La Comunidad eudista en México nos encontramos de fiesta por la visita del nuestro Superior General a estas tierras mexicanas. El pasado lunes 28 de octubre arribó a la Ciudad de México para convivir con la comunidad local y tratar asuntos referentes a nuestro caminar en la Arquidiócesis de México.

El mismo lunes tuvo un encuentro con los padres y seminaristas de la Congregación. Un rato ameno en la comida para comenzar a conocer a aquellos que son nuevos en la comunidad y platicar de cómo le había ido en su viaje y ver las actividades que cubrirá en estos días de arduo trabajo que le esperan. Después de la convivencia inicial, el Padre General concelebró en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, que es atendida por la Congregación. Su primer comentario fue que hubo mucha asistencia debido a la festividad de San Judas Tadeo, que en nuestra tierra es muy venerado.

Al terminar la celebración, el P. Carlos Triana, superior local en México, le invitó a cenar las delicias mexicanas, tacos al pastor; y aprovechar a tener la primera reunión sobre los asuntos pendientes en nuestra comunidad.

El martes 29 de octubre fue un día lleno de actividades para el P. Camilo Bernal, desde el alba acompañando a los seminaristas a las oraciones de la mañana, para posteriormente ir a un encuentro con el Sr. Cardenal Don Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México y tratar los asuntos existentes entre la Arquidiócesis de México y la Congregación de Jesús y María.

Al terminar la entrevista con el Sr. Cardenal, se trasladó a la sede de la VI Vicaría de la Arquidiócesis para entrevistarse con el Sr. Obispo Don Crispín Ojeda, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis. Los comentarios a ambas entrevistas nos los hará saber en el plenario que se tiene planeado para el próximo jueves 30 de octubre.

Finalmente, este día martes celebró en nuestra parroquia de Santa María de Guadalupe, agradeciendo a Dios por los 15 años de estar presentes en dicha comunidad parroquial.

En la comunidad de México seguimos pidiendo a Dios para que esta visita de nuestro superior general traiga buenos frutos para la comunidad y se fortalezca la obra mexicana.

Encomendamos a Dios, nuestro Señor, todas las actividades que aún faltan por realizar en esta visita, para que las lleve a buen término.